LA RELIGIÓN CATÓLICA II


Antecedentes: I

2. LA FE LA RECIBIMOS DE DIOS POR MEDIO DE LOS SANTOS

20. El 2º es que la Fe de la Religión Católica la recibimos de Dios, por medio de Santos, cuya virtud, no fingida, la comprobaron milagros claros y muy singulares. La primera vez que Dios dio su santísima Ley la dio al pueblo por Moisés, entregándole el Decálogo que tenemos los Cristianos.

21. Santísimo era Moisés, a quien Dios constituyó, no sólo gran taumaturgo, sino Dios de Faraón, multiplicando en Egipto sus portentos y prodigios, y también en el camino a Tierra de Promisión.

22. Y en la data de la Ley el 19 del Éxodo relata que todo el monte se abrasaba y ascendía humo al cielo, como de un horno enleñado, cuando se le pega fuego. Y así aquel monte humeante, envuelto en densa calígine, era todo un espectáculo pavoroso y formidable, para con este aparato dar a entender que la Ley, dada por Dios a Moisés, era más que verdadera, dada por el mismo Dios, y por medio de su siervo, tan santo y tan milagrero.

23. Esta misma Fe santísima nos enseña el Salvador por Sí y por sus Apóstoles, muy santos y milagreros; de quien forzoso es creer que, por santos y tener tal poder, no humano, sino divino, y recibir la doctrina de la Verdad misma, el Maestro, por tal razón no pudieron engañarse ni engañar.

24. Y éstos esta Fe enseñaron a la Iglesia; y así hemos de creer que Dios reveló esta Fe y la Ley a la Iglesia, que nos la enseña a nosotros, como revelada por Dios mismo, Verdad Suma.

25. De donde, por consiguiente, se saca que los herejes no reciben su doctrina de Dios, que no había de revelársela a ellos, que son contrarios a la verdad revelada, porque habiendo además, revelado su Fe y Ley por los Santos, no había de mostrar lo contrario por medio de herejes perversos.

26. Pues Lutero, además de ser apóstata, se casó con una monja; Enrique, Rey de Inglaterra, casado con Catalina de Aragón, se amancebó después con Ana Bolena, ejerció la tiranía contra inocentes católicos, y, negando la obediencia al sucesor de San Pedro, se constituyó la cabeza de la Iglesia en Inglaterra.

27. Casi lo mismo se dice de Calvino, Ecolampadio y de los otros herejes, que todos fueronviciosos.

28. Pues, ¿cómo por estos hombres había Dios de revelar sus Misterios y las verdades divinas? Pues si para revelarlas por figuras y entre sombras echó mano de Profetas y de varones santísimos, ¿por que razón había ahora de valerse de pecadores y herejes para declararlas?

29. Dice la Sabiduría que Dios se les aparece a los que en Él tienen FeApparet his qui fidem habent in illum, y que le partan de Dios los pensamientos perversosPerversæ enim cogitationes separant a DeoPorque la sabiduría no mora en los pecadores:Quoniam in malevolam animam non introibit sapientiani en cuerpos pecaminososNec habitabit in corpore subdito peccatis.

30. Porque el Espíritu Santo huye de los fingimientos, embustes o falsedades, y apártase de los insensatos pensamientos que no rige la razón

31. Pues si esto todo se halla redundante en los herejes, ¿cómo ha de morar de asiento Diosen ellos revelándoles sus Misterios y verdades?

32. También, porque, como dicen los autores, los herejes no pueden probar, siquiera con un lugar de Escritura, que Dios les ha revelado sus heréticas doctrinas.

33. De San Pedro de Verona dícese que una noche le apareció el Salvador con el vestido rasgado y hecho pedazos; y preguntando por que, respondió que porque con sus falsas doctrinas Arrio le había despedazado su Iglesia, que es como un vestido.

34. Pues si el mismo Dios afirma que Arrio le había despedazado su Iglesia, como los demás herejes, ¿cómo aseveran que Dios les hubiese revelado las verdades escondidas de la Fe?

35. Si es propio de los herejes sobresembrar la cizaña, pervirtiendo las Sagradas Escrituras,depravando el sentido Católico, contaminando la Verdad, introduciendo sectas erróneas, doctrinas falsas y perniciosas, ¿cómo no han de despedazar a la Iglesia? Y Dios, que es Suma Verdad, ¿cómo había de revelar y aprobar estas mentiras?

Fuente: EcceChristianus

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Apologética, Dogmas, Protestantes, Teología. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a LA RELIGIÓN CATÓLICA II

  1. Pingback: LA RELIGIÓN CATÓLICA III | "Ven, Señor Jesús"

  2. Pingback: LA RELIGIÓN CATÓLICA IV | "Ven, Señor Jesús"

  3. Pingback: LA RELIGIÓN CATÓLICA V | "Ven, Señor Jesús"

  4. Pingback: LA RELIGIÓN CATÓLICA VI | "Ven, Señor Jesús"

  5. Pingback: LA RELIGIÓN CATÓLICA VII | "Ven, Señor Jesús"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s