LA RELIGIÓN CATÓLICA VIII


POR LA SENCILLEZ DE SUS PREDICADORES

114. Es el 8º que Dios para conquistar al mundo no escogió sabios ni nobles, filósofos ni guerreros, sino a unos rudos y zafios y sencillos pescadores.

115. Por ellos la Fe divina se predicó y recibió, y no por fuerza de armasni de favores humanos. Con estos desarrapados, desvalidos y sin letras, hizo guerra a Satanás,apoderado del mundo y por ellos venció y quebranto su poder, con lo que demostró ser obra toda de Dios.

116. Porque siendo los Apóstoles tan flacos, que en su Pasión todos le desampararon y estaban en el Cenáculo tapiados a piedra y lodo de cobardía y temor, una vez fortalecidos por el Espíritu Santo, sin miedo ya de trabajos, de cárceles ni de muerte, salieron osadamente en público a predicar.

117. Pues si no les asistiera la fortaleza divina, ¿cómo es posible que saliesen?

118. Otro si, que en el sermón pentecostal de San Pedro se hizo una buena redada de casi tres mil personas, en que se ve claramente el poder grande de Dios, en los que se convirtieron tantos al primer sermón sencillo de un iletrado.

119. Además que los judíos, gente de dura cerviz, que poco antes habían atormentado cruelmente y crucificado a Cristo, que al primer sermón tres mil y al segundo cinco mil se convirtiesen, y no de un grande orador, de un Cicerón o Demóstenes, más de un pobre pescador, que nada había estudiado, ¿esto que muestra sino que Dios hablaba por él?

120. También porque esta doctrina venció a los tan poderosos Emperadores del mundo. le parece a un poderoso que no puede ser vencido sino por poder mayor, y por esto cada Reylleva contra otro un ejército. Y ¿así ha triunfado la Fe de Reyes y Emperadores? No, sino con la apostólica predicación de los pobres, confirmada con milagros.

121. Pasma en extremo saber que Emperadores Romanos, sujetas tantas naciones, desearan y procuraran, cuanto estuvo en su poder, extinguir la Religión, borrar el nombre Cristiano, y por eso daban muerte, con exquisitos tormentos, a los odiados Cristianos, y, no obstante todo eso, a las palabras desnudas y llanas de nuestra Fe, sujetáronse y rindiéronse a los que antesperseguían.

122. Pues ¿cómo tan poderosos y encarnizados verdugos de los que no solamente no defendían sus vidas, sino que prodigaban en holocausto por Cristo, pudieran ser derrotados, sino interviniera aquí el poder incontrastable de Dios?

123. Dioclesano hasta acuñó una inscripción que decía: Nomine Christianorum Deletoborrado el nombre cristiano, porque con su encarnizada y fiera persecución creyó lograr su propósito; empero el que fue borrado del Libro de los vivientes fue ese impiísimo esbirro de memoria aborrecible.

124. Otro pasmoso suceso, que los necios y sin letras convirtieron a los sabios. Varones sabios espera la sabiduría humana, a oradores elocuentes, a muy versados filósofos en ateneos o escuelas, quiere por boca de doctos escuchar sabia doctrina, porque el sabio no se rinde al necio, sino a la verdad que le convence y cautiva.

125. Mas la Verdad de la Fe, predicada de ignorantes, fue abrazada por los sabios, en que se descubre más una virtud superior; pues la Verdad convirtiendo, en un sujeto ignorante, a los doctos y a los sabios, pone más de manifiesto que resplandece el poder divino predicando los discípulos predicaba Dios por ellos.

126. Cuando el Concilio Niceno cuéntase que, al rumor de que venían los Obispos y hombres mas doctos cristianos, un filósofo gentil, agudo y discutidor disputando con algunos, no podía ser convencido, por su viveza de ingenio.

127. Tomó la mano un Obispo rudo, San Espiridión, más que en libros y en cuestionesversado en llorar pecados, más adornado de ciencia divina que de la humana, y en breve suma le dijo y expuso la Fe Católica, y sin más argumentos dialécticos ni razones preguntó si la creía.

128. El filósofo quedó tan espantado con pregunta tan sencilla, que respondió la creía y le dió gracias y volviéndose a los doctos que le habían argüido dijo así: cuando conmigo disputasteis con palabras yo con otras respondí; lo que dijisteis con arte yo con arte lo he deshecho.

129. Pero cuando la virtud de Dios habló con tanta eficacia por la boca de su siervo, no pudieron mis palabras resistir al mismo Dios, ni el hombre puede dejar de conocer su flaqueza y someterse.

130. Una Santa, Catalina, disputó con los más sabios del Imperio en público y en presencia del Emperador Romano.Y aunque al principio rehusábanse a la disputa con ella, juzgando que por muy docta que fuese tendría ciencia de mujer, pero fueron convencidos de la SantaAlejandrina, sin saber que responder, y quedaron afrentados, corridos de haber adorado hasta entonces falsos dioses, y declararon unánimes que es esa doncella hablaba la Sabiduría divina y no les era posible resistir al espíritu de Dios.

131. Así que se convirtieron públicamente creyendo, confesando la Verdad Católica, y con tanto fervor, que por esto los cincuenta murieron martirizados.

132 Semejantes conversiones ¿quién otro las pudo obrar sino la virtud divina, para demostrar por ellas que la Religión Católica es verdadera?

133. Por fin, porque la Religión Católica fue recibida, sabiendo que echa por tierra cuanto el mundo ama y adora, porque es una ley que ensaña mortificación continua, y es contra la inclinación y regalo de la carne; que mayor contradicción contra ella no la halla que la Ley del Evangelio, por la inclinación que tiene tan fuerte el hombre a pecar.

134. Si fuera una Lata Via, una ley ancha y que enseña demasiada libertad, como el Corán de Mahoma, no era mucho se extendiese.

135. Pero estrechando las obras, palabras y pensamientos, y condenado las leyes y pragmáticas que el mundo había mamado en la leche, la recibían los filósofos, los ricos y poderosos, y que abandonen sus dioses, sus ídolos y sus deleites, las riquezas que estimaban, y que abrazasen con la estrechez y pobreza y abnegación de sí mismos, esto no puede atribuirse sino al Todopoderoso.

FUENTE: EcceChristianus

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Devocionario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s