Padre Pío y el Novus Ordo Missae


Él fue modelo de respeto y sumisión hacia sus superiores eclesiásticos, especialmente durante el tiempo en que fue perseguido. No obstante, no pudo permanecer en silencio acerca de las desviaciones fatales para la Iglesia. Incluso antes de la clausura del Concilio, en febrero de 1965, alguien le anunció que pronto tendría que celebrar la Misa de acuerdo con un nuevo rito, ad experimentum, ya no en latín, y que había sido ideada por una Comisión Conciliar Litúrgica con el fin de responder a las aspiraciones del hombre moderno. Inmediatamente, incluso antes de conocer el texto, escribió a Pablo VI para pedirle una dispensa de este experimento litúrgico, y para poder seguir celebrando la Misa de San Pío V. Cuando el Cardenal Bacci lo fue a ver, con el fin de otorgarle esta autorización, el Padre Pío dejó escapar una queja en presencia del mensajero papal:

“Por compasión, terminen rápidamente el Concilio”.

El mismo año, durante la euforia conciliar que prometía una nueva primavera en la Iglesia, le confió a uno de sus hijos espirituales:

“En esta época de oscuridad, recemos. Hagamos penitencia por quien ha sido elegido”,

y especialmente lo hizo por quien es nuestro pastor, aquí abajo:

“Toda su vida se inmoló por el papa reinante, cuya fotografía estaba entre las escasas imágenes que decoraban su celda”.

.

¿Renovación de la vida religiosa?

Hay otras escenas de su vida llenas de significado, por ejemplo, sus reacciones al ‘aggiornamiento’ de las órdenes religiosas ideadas a partir del Vaticano II. Las palabras que se citan a continuación son parte de un libro que lleva el imprimátur:

“En 1966, el Padre General (de los Franciscanos) vino de Roma antes de un Capítulo especial sobre las Constituciones, con el fin de pedir al Padre Pío sus oraciones y bendiciones. Se reunió con el Padre Pío en el claustro. ‘Padre, vine para encomendar en sus oraciones el capítulo especial para las nuevas Constituciones…’ Apenas escuchó ‘Capítulo especial’ y ‘nuevas Constituciones’, cuando el Padre Pío, con un violento gesto dijo en voz alta:

‘Todo esto no son sino tonterías destructivas’.

‘Pero Padre, después de todo, hay que tomar en cuenta a las generaciones más jóvenes… los jóvenes evolucionan a su propia manera… existen nuevos requerimientos…’.

‘Lo único que se está ignorando es la mente y el corazón, eso es todo, entendimiento y amor’.

Entonces dirigiéndose a su celda, dio media vuelta y se fue, apuntando con un dedo y diciendo:

‘¡No debemos desfigurarnos a nosotros mismos, no debemos desfigurarnos a nosotros mismos! ¡El Día del Juicio del Señor, San Francisco no nos reconocerá como sus hijos!’.”.

Un año después, se presentó la misma escena con el ‘aggiornamiento’ de los Capuchinos:

“Un día, algunos compañeros se encontraban discutiendo con el Padre Definidor General, consejero o asesor general o provincial de la orden religiosa, sobre los problemas de la Orden, cuando el Padre Pío, con sobresalto dijo en voz alta y con una mirada enfocada en la distancia:

‘¿Qué es lo que se traen en Roma? ¿Qué es lo que traman? ¡Ustedes incluso pretenden cambiar la Regla de San Francisco!’.

El Definidor replicó: ‘Padre, los cambios se proponen debido a que los jóvenes no quieren saber nada de tonsuras, hábitos, pies descalzos…’.

“¡Échenlos fuera!, ¡échenlos fuera! ¿Qué es lo que está diciendo? ¿Son ellos quienes le hacen un favor a San Francisco tomando el hábito y siguiendo su modo de vida, o es San Francisco quien les ofrece un gran regalo?”.

Si consideramos que Padre Pío era un alter Christus comprobado, que toda su persona, cuerpo y alma, estaba perfectamente conformada, tanto como era posible, al modo de Jesucristo, su completo rechazo hacia el Novus Ordo y el aggiornamiento debe ser una lección que debemos aprender, es también notable que el buen Señor decidiera llamar a Su fiel sirviente justo antes de que fueran impuestos en la Iglesia y en la Orden Capuchina. Es también notable que Katarina Tangari, una de las más privilegiadas hijas espirituales de Padre Pío, tan admirablemente apoyara a los sacerdotes de la FSSPX en Ecône, hasta su muerte, ocurrida un año después de las consagraciones episcopales de 1988.

TOMADO DE: BIBLIA Y TRADICION

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dogmas, Sacramentos, Santos de la Iglesia. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Padre Pío y el Novus Ordo Missae

  1. Rosa dijo:

    Definitivamente que Padre Pío , un hombre de Dios en todo sentido de la palabra, debía tener razones de peso extremó , para opinar de esta manera. El es mi Santo Patrón como hermana misionera y predicadora que soy, y todo mi pensar y sentir va acorde con lo que el decía, sin embargo nunca había leído antes que este fuera su sentir sobre el Concilio, y el nuevo rito de la Santa Misa. No me cabe duda ahora, que ha sabido instruirme , aunque muchos digan que soy controversial , y no a la par con el pensamiento de la Iglesia.

    • bastioncatolico dijo:

      Al ser desplazado el Santo Sacrificio de la Misa, la Iglesia ha quedado prácticamente sin alma, pero la Promesa de Cristo de no abandonar a su Iglesia se mantiene pues gracias a un puñado de fieles que llevan aun la verdadera y sana doctrina en la que la Iglesia aun sigue viva… Roguemos a Dios por que muchos sean sacados del error y los encamine por el buen sendero.

  2. Hay algo que no entiendo. Si Padre Pio pidiò (y obtuvo) dispensa para poder seguir celebrando la Misa verdadera, còmo es que se lo ve en fotos y filmaciones celebrando novus ordo? Eso me confunde mucho.

  3. Juan Carlos dijo:

    entonces desde que nací he sido un hereje, valgame Dios se apiade de mi alma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s