Centenario del Catecismo de San Pío X


”Desde los primeros momentos de nuestro Pontificado pusimos el máximo interés en la instrucción religiosa del pueblo cristiano y particularmente de los niños, persuadidos de que gran parte de los males que afligen a la Iglesia proceden de la ignorancia de su doctrina y de sus leyes”.

Así escribía san Pío X (1835-1914) el 18 de octubre 1912, cuando aprobó la nueva edición del Catecismo de la Doctrina Católica, prescrita a toda la provincia eclesiástica de Roma.

Han transcurrido cien años de la redacción de aquella formidable empresa y el catecismo sigue siendo válido, justamente porque es una extraordinaria ayuda contra la ignorancia religiosa que hoy campa a sus anchas por doquier, dejando las manos libres al “fai da te”(haz como quieras).

El entonces cardenal Ratzinger, hoy Benedicto XVI, en una entrevista al semanario “30 Giorni”, en el año 2003, declaró:

«La fe como tal es siempre idéntica. Por tanto, también el Catecismo de san Pío X conserva siempre su valor. (…) Esto non excluye que pueda haber personas o grupo de personas que se sientan más gusto con el Catecismo de san Pío X. (…) El Catecismo de san Pío X también puede tener  amigos».

El Catecismo de san Pío X es una perfecta síntesis de la doctrina católica que realizó el Papa Sarto cuando reelaboró un texto que él había escrito siendo obispo de Mantua. Fue párroco y catequista, y, por este motivo, comprendió  la importancia de la enseñanza de la doctrina cristiana como la primera piedra para levantar la morada cristiana di cada alma. Si la morada no tiene cimientos, la Fe se convierte en un puro sentimiento religioso y las opciones de vida quedan con frecuencia desligadas de los principios de la Iglesia, expuestas a merced de los condicionamientos de la propia voluntad y del mundo, con frecuencia engañadores.

Este imponente trabajo fue realizado con la ayuda de una Comisión para asegurar, con expresiones lingüísticas apropiadas, la facilidad de comprensión, a pesar de la profunda consistencia de los conceptos expresados. El método adoptado fue el de la formulación de unas breves preguntas con sus respectivas respuestas. La edición abreviada, que se remonta a 1930, dirigida a los niños, contenía un número de preguntas inferior.

Preguntas y respuestas se aprendían de memoria, con el fin de que permaneciese impresa la doctrina, sin ningún tipo de dudas ni confusiones.  Se ha constatado con seguridad que esta arquitectura sintética, clara e inmediata, ha producido excelentes resultados en las generaciones de italianos que se han formado en esta escuela. Tras el Concilio Vaticano II el Catecismo de san Pío X cayó en desuso, y, a partir de los años sesenta, fue abandonado progresivamente.

El Beato Giacomo Alberione (1884-1971), en el prefacio al volumen de su cofrade C.T. Dragone, S.S.P., Explicación del Catecismo de San Pío X para catequistas, que tuvo cuatro ediciones hasta 1963 y que fue publicado por la editorial  fundada y dirigida por él, la Pía Sociedad de San Pablo [Ediciones Paulinas], decía:

«Hoy conviene (…) tener presente que se agudiza cada vez más la lucha a favor y en contra de Cristo, y que la victoria depende de la instrucción religiosa; (…) El catequista pío, instruido, ejemplar; el catequista que conoce bien lo que debe enseñar y el modo de enseñarlo; el catequista que sabe organizar su clase y las clases; el catequista que ama sobre todo a las almas y no ahorra por ellas (…) realizará un gran bien entre la juventud y los adultos, a pesar de todas las crecientes dificultades de hoy, que realmente son muchas y graves».

El valor del Catecismo de san Pío X, precisamente por sus efectos benéficos en los niños y en todos los católicos, no se puede cuantificar. Como todas las obras maestras que la Iglesia regala a sus hijos no conoce ni fisuras ni modas.

Tomado de: Tradición Digital

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Devocionario, Papado, Teología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s