ESCLAVITUD MARIANA: CONFIGURACIÓN PLENA CON NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO


 Por tanto, tienes que encontrar de verdad, a la Excelsa Madre de Dios para hallar la abundancia de todas las gracias. Como nos recuerda Santo Tomás, Dios no se comunica de ordinario a los hombres, en el orden de la gracia, sino por medio de la Virgen María.

Así, para llegar hasta Dios y unirse a Él, es indispensable utilizar el mismo instrumento escogido por Él para descender hasta nosotros, hacerse hombre y comunicarnos sus gracias. Esto se realiza mediante una verdadera devoción a la Santa Virgen María.

Mediante la  ESCLAVITUD  MARIANA, obtenemos la perfecta consagración a la Virgen Madre de Dios; esta perfecta consagración coincide con la finalidad misma de la vida cristiana: nuestra PERFECTA CONFIGURACIÓN CON JESUCRISTO.

La  ESCLAVITUD  MARIANA  que nos enseña San Luis Mª. Grignión de Montfort, se refiere a una esclavitud de amor y voluntad. Con esta debemos consagrarnos a Dios por María, del modo más perfecto que una criatura puede entregarse a su Creador.

Date cuenta además, que hay mucha diferencia entre “criado” y “esclavo”. El criado es libre de abandonar a su señor y sólo se compromete con él por tiempo determinado; mientras que el esclavo se compromete con su señor por tiempo completo y para siempre. El criado no concede a su señor derecho de vida y muerte sobre su persona; el esclavo se entrega totalmente a su amo, de suerte que éste podría hacerle morir sin que le inquiete la justicia.

¡Feliz, una y mil veces, el que, después de haber sacudido en el bautismo la tiránica esclavitud del demonio, se consagra a Jesús por María, como esclavo de amor!

(San Luis Mª. Grignión de Montfort)

TOMADO DE: COMO OVEJAS SIN PASTOR

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Devocionario, María Santisima. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ESCLAVITUD MARIANA: CONFIGURACIÓN PLENA CON NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

  1. juanmanrod dijo:

    Pues… Yo le voy a las Sagradas Escrituras y a Jesucristo que dijo: YO SOY, EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA Y NADIE VIENE AL PADRE SI NO POR MI….¿ Será que le faltó la palabra “””Madre”””? Para que quede nadie viene al Padre si no por mi Madre…Me resulta esto muy difícil de creer!!!!. Hay que leer a Martín Luthero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s