EL DÍA QUE EL VATICANO PROHÍBE LA SANTA MISA


SAGRADA CONGREGACIÓN PARA EL CULTO DIVINO

NOTIFICACIÓN

Mediante la notificación del 14 de junio de 1971, esta Sagrada Congregación precisó, con la aprobación del Sumo Pontífice, las funciones de las Conferencias Episcopales en la traducción de los libros litúrgicos a las lenguas vernáculas y las normas sobre la confirmación, que hay que obtener de la Sede Apostólica, de dichas Traducciones. Este trabajo se ha ido realizando gradualmente en todo el mundo desde hace varios años y podemos decir que está prácticamente concluido  En lo que se refiere al Misal Romano, cuando la Conferencia Episcopal determina como obligatorio en su jurisdicción el uso del Misal Romano o de alguna de sus partes, por ejemplo, el Ordinario de la Misa, en lengua vernácula, la Misa podrá celebrarse en latín, pero solamente según el rito del Misal Romano promulgado por autoridad de Paulo VI, el 3 de abril de 1969.

Respecto a las normas dadas por esta Sagrada Congregación a favor de sacerdotes que por su edad avanzada o por enfermedad, encuentran serias dificultades en utilizar el nuevo Misal Romano o el Leccionario de la Misa, el Ordinario puede concederles facultad de emplear parcial o totalmente el Misal Romano publicado en edición “típica” en 1962 y modificado por los decretos de 1965 y 1967, pero solamente para la celebración de la Misa sin el pueblo. Los Ordinarios no pueden conceder esa facultad para la celebración de la Misa con el pueblo. Respetando los ritos litúrgicos no Romanos legítimamente reconocidos por la Iglesia y en contra de cualquier costumbre, aun inmemorial, que pudiera invocarse, cuiden los Ordinarios de que todos los sacerdotes y fieles del rito Romano acepten sinceramente el Ordinario de la Misa del nuevo Misal Romano y traten de comprender con piedad y entusiasmo los tesoros de la palabra de Dios y de las enseñanzas pastorales y liturgias contenidos en él.

Dado en Roma, el día 28 de octubre de 1974.

A. Bunigni Arz. de Dioclecian. Secretario

Iacobus Robertus Card. Knox Prefecto

Apunte:
¿Cómo pudieron decir que – “a los sacerdotes que por su edad no puedan adaptarse a su propia lengua,- se les permita usar el latín”? En verdad que tal modo de hablar nos recuerda lo que leemos en el Evangelio dicho por los sacerdotes del sanedrín “decid que mientras estabais dormidos vinieron los discípulos y se robaron el Cuerpo de Cristo”¡Testigos que vieron se dieron cuenta de lo acaecido ¡mientras dormían!– A los que no puedan hablar en su propia lengua, que les permitan hablar en latín!!! Es que lo importante era impedir la Misa, quitar la Consagración. El modo de impedirlo no era lo importante.

 

TOMADO DE: EcceChristianus.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Falsos Profetas, Modernismo, Teología. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL DÍA QUE EL VATICANO PROHÍBE LA SANTA MISA

  1. Pingback: LA SANTA MISA: ¿SANTAMENTE PROHIBIDA? | Bastión Catolico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s