LA SEÑAL DE LA CRUZ


LA SEÑAL DE LA CRUZ

En todas las obras de Dios no hay nada que sea inútil o insignificante. La flor más pequeña, un grano de polvo, el más pequeño insecto, cada uno y todos revelan la sabiduría, la omnipotencia, la grandeza infinita de su Creador, tan claro como el sol mismo y todas las glorias de los cielos estrellados.
Y así es como la religión católica, se ha manifestado, al igual que el gran mundo de la naturaleza, de las manos de Dios mismo, o, más bien, es la manifestación, que la revelación de Dios ha hecho de sí mismo a las criaturas razonables a quienes se ha dignado a crear. Y por lo tanto podemos descubrir, hasta en los detalles más pequeños de la fe que tenemos, una profundidad y belleza no menos maravillosa que la belleza de la naturaleza, y al contemplarla  podemos exclamar la verdad, sólo Dios puede hacer tales milagros, el dedo de Dios está ahí! Tomemos, por ejemplo, la señal de la cruz, ese simple acto religioso que es tan universal y tan frecuentemente practicado durante el transcurso del día. Todos hacemos este signo santo, pero, ¿a cuántos de nosotros nos da alguna idea de los misterios que significa?. Es así como el buey y el caballo que navegando entre las flores dulces escondidos en la hierba del prado,son inconscientes de que están ahí.
De la falta de reflexión, no somos capaces de conectar a la señal de la cruz en la importancia que se merece. Fue instituida por primera vez por los mismos Apóstoles, ,investidos con la autoridad de Jesucristo,quién les enseñó esta práctica religiosa a los primeros discípulos del Evangelio.
La señal de la cruz es la señal del cristiano, es decir, es el signo exterior que distingue al cristiano de otros hombres. ¿Y por qué es esto?
1er. Porque recuerda a aquel que lo hace, y para los que vean, que Cristo Jesús es el Dios de los cristianos y el Señor de sus vidas. Porque nos recuerda que Dios nos ha amado tanto como para entregarse por amor a nosotros a sufrir en la cruz, y que debemos amarlo con todo nuestro corazón. Se coloca sin cesar ante nuestros ojos a Jesucristo crucificado, y Jesús crucificado es la regla divina y viviente de la vida de cada uno de sus discípulos, y su cruz sagrada su ley moral. El signo de la cruz recuerda al que lo hace con reverencia y devoción que él está obligado a imitar en su conducta diaria de la penitencia, la mortificación, la humildad, la mansedumbre, la paciencia, el desapego, la castidad y la obediencia a su Señor, Su amor por Su Padre Celestial y de su Madre Santísima, y para con todos, su misericordia para sus enemigos, y su amor al sufrimiento.
2 º. El signo de la cruz es el signo distintivo del cristiano, porque le recuerda la eternidad bendita que le espera. Fue después de su pasión y muerte que Jesús resucitó. Y por Su Cruz, entró en la gloria. Y así debe ser con sus discípulos. Su gloria en el cielo debe ser la realización plena de la vida crucificada que han llevado en la tierra, semejante a la vida de su Salvador. El Evangelio también nos declara que cuando venga en el último día para juzgar al mundo, el signo sagrado de la Cruz aparecerá en los cielos, para ser reconocido por los elegidos de gratitud y de amor, y de los réprobos con temor y temblor, entonces ¿será que a los discípulos de la Cruz, y nadie más que a ellos, a quien se reconoce por los suyos?.
3 º. Es el signo de los cristianos, ya que trae ante  su mente las doctrinas más importantes de la religión católica. Recuerda el misterio de la Trinidad santa e indivisible, pues en lo que decimos, En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, tres personas, un solo Dios. En el nombre, y no, en los nombres. Y también el misterio de la Encarnación, es decir, el que baja desde el cielo a la tierra, el Hijo de Dios, a asumir un cuerpo y un alma como la nuestra en el vientre de la Virgen María, “porque, al decir en el Nombre del Hijo “, movemos la mano hacia abajo desde la frente hasta el pecho, una imagen viva de la aniquilación del Hijo de Dios, que reposa en los corazones de los fieles, como en otro tiempo en el vientre de María, casto. Y, de nuevo, el misterio de la Redención, ya que estaba en la cruz Él murió para limpiar nuestros pecados, para merecer para nosotros el perdón y la salvación, y para abrir las puertas del Cielo que el pecado había cerrado. Y el misterio de la Iglesia de Dios, gran sociedad de los discípulos de Jesucristo, esa unión perfecta, santa, católica y apostólica, de los hijos de la Cruz, ya que al ser el mismo para todos, no es necesariamente el signo de su unión en un solo cuerpo bajo una sola cabeza: una marca más distintiva de la Iglesia Católica, ya que recuerda por su unidad, que la Iglesia es una, y por su universalidad que la Iglesia es católica.
Al considerar todo lo que se simboliza con este signo sagrado, por lo tanto podemos entender claramente por qué es empleado por la Iglesia en la administración de todas las cosas santas, en los Sacramentos, en toda clase de bienes, al inicio y al final de sus oraciones.
Vamos a hacerlo a menudo, pero sobre todo cuando se es tentado y cuando se es turbado también antes y después de las comidas, y cuando lo hacemos, vamos a tener cuidado de recordar lo que significa, y de las obligaciones impuestas a todos los que llevan el nombre sagrado de los cristianos.

MOTIVOS PARA HACER EL SIGNO DE LA CRUZ

La Señal de la Cruz nos recuerda a la Santísima Trinidad y que el Hijo de Dios murió en la cruz. Se reaviva nuestra fe con la creencia en la Unidad y Trinidad de Dios y la Encarnación y de la Redención. Se fortalece nuestra esperanza al recordar que todas las bendiciones vienen a través de la Cruz y por el fomento de un hábito de buscar ayuda a través de la Cruz. Por último, se alimenta nuestra caridad simbolizada por la fortaleza para actuar como soldados de Cristo y con paciencia como discípulos de Cristo.

USO DE LA SEÑAL DE LA CRUZ

La señal de la cruz se usa en el culto público. Algunos ejemplos de esto son las cantidad de veces que se utilizan durante el Santo Sacrificio de la Misa unas 53 veces aproximadamente segun la  misa , a veces se reza  el Credo y el gloria, en otras lleva algunas menos segun la solemnidas de ella  [tradicional misa romana, no el Novus Ordo, que eliminó la mayor parte de ellos], en principio, al final y durante el oficio divino, en todas las bendiciones por Los obispos y los sacerdotes, en la administración de los Sacramentos —— como 14 veces en el Bautismo [tradicional rito romano] y 17 veces en la extremaunción [no el Novus Ordo “sacramento de los enfermos”], y sobre todo, lo bendito para el servicio de Dios, como altares, ropa, agua bendita, etc
La Señal de la Cruz también se utiliza en las devociones personales. Ejemplos de estos
 son: La primera cosa en la mañana y la última cosa que hacer por la noche para buscar en el día y la noche la protección de Dios, antes y después de las oraciones contra las distracciones, antes y después de las comidas en contra el exceso y el peligro,  en los peligros del alma, como tentaciones, ocasiones de pecado, etc, (el diablo teme a la cruz, por la que fue superado), y en los peligros del cuerpo, tales como tormentas, enfermedades, y los viajes. La Señal de la Cruz siempre se debe utilizar antes de nuestras acciones principales con el fin de santificarlas y obtener la bendición de Dios. Las indulgencias se dan de 50 días por hacer la señal de la cruz diciendo las palabras, y 100 días para lo mismo cuando se usa agua bendita. [Modificado para tener una indulgencia parcial simple, desde 1968].

EL PODER DE LA SEÑAL DE LA CRUZ

Algunos ejemplos de la potencia de la señal de la cruz es cuando se utiliza para ahuyentar al diablo, hacer milagros, y para sanar enfermedades. [Véanse las notas por debajo de Maximiano y sus presagios,  Juliano el Apóstata en un Templo,  y curación de un cáncer, ]

LA FORMA EN QUE SE UTILIZA LA MISMA CRUZ

La cruz se utiliza en la persona como la insignia de un cristiano. Cada sociedad tiene su tarjeta de identificación, como una liga, cinta o medalla. Se encuentra en las iglesias, casas y habitaciones privadas. En las escuelas y edificios como el alférez del rey que reinó desde la Cruz. Por último, la Cruz se encuentra en todo el arte cristiano, para santificarlo y hacerlo servir a la gloria de la cruz.
Lecciones que aprender
No debemos temer a hacer la señal de la cruz cuando sea necesario; siempre hacerlo con reverencia y cuidado;  Que sea con el corazón en momentos de tentación y prueba recordando que los espíritus malignos siempre sienten su presencia; La meditación en la Cruz  nos da valentía, la dedicación, virtudes, y la debemos respetar en cualquier forma.

HACIENDO LA SEÑAL DE LA CRUZ

La Señal de la Cruz es un sacramental si lo hacemos con la mano derecha tocando la frente (mostrando nuestra fe en la Cruz),en el pecho (mostrando nuestro amor a la Cruz), y los hombros (mostrando nuestra disposición a cargar la Cruz). A veces, una triple cruz se hace con el pulgar por ejemplo, en la lectura del Evangelio. Se hace en la frente, en el corazón y en los labios con el fin de mostrar que estamos dispuestos a profesar la Cruz.

EN reverencia por EL SIGNO DE LA CRUZ

No se da hoy demasiada importancia al valor y la necesidad de hacer este signo sagrado con reverencia y devoción. Cualquier católico que con amor lleva a cabo este sencillo acto de piedad pronto verá sus efectos excelentes, y lo proponemos a todos como uno de los medios más fáciles y más eficaces de santificar el día.
Hay que tener mucho cuidado de no hacer la señal de la cruz mal, es decir, que sea por costumbre, sin pensar en ello, al reír, o de hacerlo a toda prisa, sin tomarse la molestia de mover la mano derecha de la frente hasta el pecho y desde el hombro izquierdo, a la derecha.  Es necesario cada vez que se cruzan  decir: “En el Nombre del Padre”, etc, es bueno y beneficioso repetir esta invocación, pero es a la vez también útil y santo para ti hacer la señal de la Cruz sin decir nada.
No hay nada más edificante que ver a un cristiano hacer la señal de la cruz con cuidado y reverencia y con un espíritu verdaderamente católico. El célebre Padre de Ravignan siempre se persignó con escrupuloso cuidado, cualquiera podía ver que él estaba orgulloso de sí mismo firmar con la Cruz de Cristo. Por esto él predicó incluso antes de predicar, e hizo una profunda impresión en sus oyentes sin haber dicho una sola palabra. Un clérigo protestante que fue a escucharlo un día en Notre Dame le dijo a su compañero, después de haber visto la señal venerable del religioso a sí mismo con tal forma santa y majestuosa: “Y dijo él ha predicado ya;. El sermón se terminó, quizás volvamos”. La señal de la cruz con razón une el alma a Dios, da al espíritu  recogimiento, aleja al diablo, y con fuerza disipa la tentación, da al cristiano el espíritu de fe, y lo preserva de distracción , pero si la a hecho con negligencia, pierde toda su influencia y virtud. [Énfasis añadido].
Los padres y maestros deben inculcar con cuidado a los  niños de esta práctica religiosa, y como los niños imitan todo lo que ven, los padres y madres, maestros y maestras deben comenzar por practicar lo que enseñan, y siempre deberían, tanto en casa como en la iglesia, antes y después del trabajo , antes y después de las comidas, hacer la señal de la cruz como verdaderos católicos y fieles.
Y ahora me pregunto, ¿se a sentido un poco de conciencia —– herido durante la lectura de este capítulo? ¿Cómo se hace la Señal de la Cruz? ¿Lo hacen a menudo durante el día? Formulemos ahora una resolución sincera de hacer todas las cosas en el espíritu de fe, y nunca hacer con indiferencia y distracción  el signo sagrado de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

HISTORIAS nota de pie de LA SEÑAL DE LA CRUZ

1. Nicéforo escribe que S. Juan Evangelista hizo sobre sí la señal de la cruz antes de morir —- Hildian dice S. Pablo usó el mismo signo para restaurar la vista a un ciego —- Muchos incluso afirman que Nuestro Señor mismo enseñó esta señal a los Apóstoles, y que Él la usó para bendecir el día de su Ascensión —- La Señal de la Cruz, dice S. Ignacio, discípulo de S. Juan, es el trofeo levantado contra el poder de el príncipe de este mundo: cuando él lo ve, tiene miedo: cuando él aún oye hablar de ella, él está lleno de terror. —- Hautrieve.
2. S. Benito se le pidió  gobernar un monaterio donde la disciplina era mal observado: durante mucho tiempo se resistió a las súplicas de los monjes, pero al fin fue convencido para llevar a cabo el cargo, hizo todo lo posible para introducir en el monasterio la observancia estricta de las normas, pero sólo consiguió  contra sí el emocionante odio de ciertos monjes malvados, quienes formaron un complot para quitarle la vida. Ellos ponen veneno en consecuencia mezclado con su bebida, y se lo traen a él mientras estaba sentado a la mesa con el resto de la comunidad. S. Benito, según su costumbre,  tendió la mano para hacer en el vaso  la señal de la cruz, y en el momento mismo en que  formó el signo sagrado, el vidrio, el cual estaba cierta distancia, se rompió en pedazos , como si hubiera recibido un golpe repentino de una piedra, y una serpiente salió de él. —- Su Vida: 21 de marzo.
3. Aunque se retiró a las partes más remotas del desierto, S. Antonio experimentaba a menudo los más feroces ataques de los demonios que se le aparecían bajo mil formas espantosas. El santo se rió de su impotencia, para ponerlos en fuga, simplemente se limitó a hacer la señal de la cruz, diciendo a sus discípulos: “Créeme, Satanás teme la oración y la humildad y el amor de Jesucristo: el mero signo de la Cruz basta con desterrarlo. ” —- Su Vida: 17 de enero.
4. El Mártir S. Tiburcio, condenado bajo el emperador Diocleciano a caminar a través de unas llamas de fuego, hizo la señal de la cruz sobre él, y caminó sobre las brasas ardientes sin sufrir daño alguno. —- Su Vida: 11 de agosto.
5. Después de la muerte del emperador Juliano el Apóstata, hubo un tremendo terremoto en todo el Oriente. El mar  desbordó sus límites, como si se hubiera sumergido la tierra en otro diluvio. A la vista de estos prodigios, los habitantes de Epidauro —- una pequeña ciudad de Grecia —- corrieron a la celda de San Hilarión, y con lágrimas le suplicaron que tuviera piedad de ellos, y acuda en su ayuda. Lo llevaron a la orilla del mar. ahí  S. Hilarión se arrodilló en la arena, oró con fervor, e hizo la señal de la cruz tres veces sobre las aguas turbulentas. Inmediatamente hubo una calma dicha. Toda la gente de Epidauro fueron testigos de este milagro, y por muchos años después, no cesaban de recordarlo con gratitud. —- Su Vida: 21 de octubre.

6. S. Martin un día después de haber derrocado, en Borgoña, un templo famoso y muy antiguo, ha querido también  cortar un árbol de pino de gran tamaño que estaba cerca de el. Pero a esto se encontró con los paganos totalmente opuestos,  le dijeron que ya no tenían tanta confianza en su Dios, ellos cortarian el árbol sí el mismo, se para debajo de él cuando caiga. Martin aceptó la condición, y se dejó atar en la parte que el árbol ya estaba inclinando. Una gran multitud de personas se reunieron para ver el espectáculo. El árbol, cortado al medio, comenzó a caer sobre él, cuando él simplemente hizo la señal de la cruz, el pino, como empujado por una ráfaga , cayó al otro lado, en las de los espectadores que se creían más seguros. Allí surgió un gran grito, y un gran número de idólatras abrazaron la fe de Cristo. —- Su Vida: 11 de noviembre
*******
7.El general Smith, del ejército del Sur, venía con sus hombres demasiado tarde para saber la contraseña. Sabiendo que si iba adelante iba a recibir el fuego de su propio lado, se presentó ante sus hombres, y preguntó si alguien sacrificaría su vida para salvar al resto. Un soldado se destacó en las filas: después de explicarle el peligro cierto que tendría que enfrentar, el general le dio un trozo de papel, en el que fueron escritas estas palabras: “Reciba la contraseña para el Gerl Smith…” Sabía que al soldado se le dispararía, y luego al buscarlo por lo tanto encontrarían también el papel  y el signo dado a conocer. El soldado se expone, y llega a los puestos de avanzada: “¿Quién anda ahí?” “Un amigo”. “La palabra o signo?” Pero al  avanzar el soldado sin respuesta,  al mismo tiempo los rifles todos se  levantaron y le apuntaron. Él entonces hace a sí mismo el signo de la Cruz, y para su sorpresa, los fusiles se bajaron. El acto del soldado católico, encomendándose a Dios, era la señal del mando muy católico que tenía esa misma mañana dado el ejército.  Toulemont.

8. Después de la cruel persecución de los cristianos por los emperadores romanos que habían durado casi 300 años, Dios Todopoderoso envió a Su Iglesia la paz por la milagrosa victoria de Constantino sobre Majencio Emperador de los paganos . El día antes de la batalla apareció en el cielo, a la vista de Constantino y de todo el ejército, una cruz brillante de luz, con esta inscripción: “. En esto, te vencerás” La noche siguiente, Nuestro Señor apareció a Constantino en su sueño, con el mismo signo, y le ordenó hacer una copia del mismo, y que lo utilizara como su estandarte en la batalla que se avecinaba. Constantino se levantó temprano, ordenó  la norma que se construya, y copió el signo sagrado de la Cruz para ser grabada en su propio casco y los escudos de sus soldados. Luego se dedicó a la batalla, y ganó una victoria completa. El mismo día en que entró en Roma en triunfo, pero en vez de ir a ofrecer sacrificios a los dioses falsos de sus antepasados, publicó en todas partes la visión que había visto, y declaró que su espléndida victoria se debió sólo al Dios de los cristianos . En agradecimiento por este favor, no sólo puso fin a la sangrienta persecución, que había estado librando desde hace muchos años, ordenó a la que la adoración de ídolos sea abolida, y a seguir la religión católica en todos sus dominios. Su propia conversión, que tuvo lugar al mismo tiempo, pronto fue seguida por la de la mayor parte de sus súbditos. —-
9. El emperador Maximiano deseando conocer el futuro, de las víctimas al ser inmoladas,  buscaron en las entrañas  alguna muestra de los acontecimientos por venir. Algunos soldados cristianos pasaron a ser el presente, y al hacer en sí la señal de la cruz. De inmediato, los demonios huyeron, y de susrsultados el sacrificio fue privado . Nuevas víctimas fueron ofrecidas, pero sin mayor éxito. —- Lactancio.
10. Juliano el Apóstata, un día entró en un templo pagano, en compañía de un idólatra y señaló. Esta norma ha invocado a los demonios, a la vez que hicieron su aparición: Juliano se alarmó, y olvidando por un momento, que había abjurado de la religión católica, hizo la señal de la cruz, como lo había hecho anteriormente acostumbrado a hacerlo cuando cualquier peligro estaba cerca. Inmediatamente los espíritus infernales desaparecieron tan poderoso y eficaz —- es este signo, cuando se hace incluso por un cristiano renegado! Este milagro fue el último esfuerzo de la misericordia divina para recordarle al ser miserable para su arrepentimiento; pero el corazón del hombre infeliz fue endurecido e insensible a todas las llamadas de Dios. —- S. Gregorio Nacianceno.
11. S. Agustín, a quien nadie va a sospechar de la credulidad , habla de una mujer de Cartago, aquejada de un cáncer, que los médicos habían declarado incurable. Desesperada de los esfuerzos de los hombres, ella recurrió a Dios,  dio a conocer que iba a presentarse en la víspera de Pascua antes de que los catecúmenos sean bautizados en el baptisterio la mujer, iba pedir a uno de ellos que haga  la señal de la cruz sobre su cáncer: esto lo hizo y se curó de inmediato, para sorpresa y asombro de su médico.

12. Fr. Ravignan siempre hizo la señal de la cruz con escrupuloso cuidado y devoción. Un ministro protestante fue un día a escucharlo en Notre Dame, en París. Al ver el venerable Padre hacer la Señal de la Cruz con tal gravedad santa y majestuosa, le dijo a su compañero: “Él ya ha predicado a nosotros, el sermón ha terminado,nos podemos ir —- Su Vida..
15. El emperador Heraclio había traído a Jerusalén la preciosa reliquia de la Cruz (que había sido descubierta por S. Helen algunos años antes), para dar gracias a Dios por sus victorias sobre los persas, estaba deseoso de llevarla sobre sus hombros en la ciudad con la mayor pompa. Al entrar en la ciudad se detuvo de repente, y descubrió que no era capaz de seguir adelante. El patriarca Zacarías, que caminaba a su lado, le sugirió que su pompa no parecía agradable a la humilde apariencia que Cristo hizo, cuando Él llevó su cruz por las calles de esa ciudad: “Tú,” dijo él, “paseas vestido en  llamativas túnicas imperiales; Él vestía mezquinamente, tu  tienes en tu cabeza una diadema rica,.Él fue coronado con una corona de espinas Usted va con los zapatos puestos;.Él Caminaba descalzo “. En ese momento el emperador se quitó su púrpura y la corona, se puso ropa media, fue a lo largo de la procesión con los pies descalzos, y devotamente colocó la Cruz donde estaba antes. Todavía continúa en la caja de plata en la que se había  llevado quince años antes, y el Patriarca y el clero,en la búsqueda de los sellos enteros, abrieron la caja con la llave, lo veneraron, y lo mostraron a la gente. —- Alimentación.
16. Los cismáticos griegos no hacen la señal de la cruz de la misma manera ya que está formado por los miembros de la Iglesia Católica. El Jacobites —- —-los herejes forman la señal con un dedo, de la izquierda a la derecha, significando así, como se dice, su creencia en la unidad de la naturaleza de nuestro Señor, y en la traducción de la gracia, pasando por el lado izquierdo, que es el pecado, el perdón a la derecha, lo que significa. Los nestorianos , por otra parte, constituyen la señal de la cruz con dos dedos, de la derecha a la izquierda, significativo de las dos naturalezas, que admiten en Jesucristo, y de la manifestación de la fe procede de la derecha, o el principio del bien, victorioso sobre la izquierda, lo que significa el principio malo. —- Potencia

TOMADO DE: ESPOLON

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Devocionario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s