COMO AYUDAR EN MISA (PARTICULARIDADES)


MISA CON UN ACOLITO

img7

1. El acólito de la Misa debe revestir sotana y sobrepelliz los domingos y días de fiesta.

2. En la sacristía, cuando el sacerdote comienza a revestirse debe colocarse a su izquierda y ofrecerle sucesivamente: el cíngulo, el manípulo, la estola y la casulla.

3. Luego de que el sacerdote se pone el cíngulo, el acólito 1e ayuda a acomodárselo.

4. Antes de salir de la sacristía hace la reverencia a la cruz junto al sacerdote y, saliendo, le ofrece agua bendita, luego se santigua.

5. Llegando al altar hace genuflexión junto al sacerdote, del lado del Evangelio.

**El acólito siempre hace genuflexión durante la Misa al cruzar frente al Sagrario, desde la llegada hasta la salida, incluso si no hay Santísimo en el Sagrario.**

6. Después de la genuflexión, se arrodilla al lado del celebrante. Responderá al sacerdote con voz clara, conservando siempre las manos juntas y mirando hacia el altar.

7. Cada vez que el sacerdote se inclina o se golpea el pecho el acólito hará lo mismo (excepto en el Confíteor que el acólito también reza después de haberlo hecho el sacerdote).

8. El Confíteor se reza manteniendo inclinación profunda; a las palabras “tibi pater” y “te pater” el acólito se vuelve hacia el sacerdote; al “Indulgéntiam” vuelve a erguirse.

9. Cuando el sacerdote sube al altar, el acólito levantará, con la mano derecha la extremidad delantera del alba para que suba con mayor facilidad, y luego se arrodillará sobre la primera grada en el extremo del escalón del mismo lado Epístola.

10. Terminada la Epístola, responderá “Deo grátias “y, levantándose, irá a buscar el misal (esperará a que el sacerdote se aparte del libro), y lo pasará al lado Evangelio, permanecerá junto al misal y esperará al sacerdote.

11. Al principio del Evangelio hará la señal de la cruz junto al celebrante y al oir la palabra “lesus “hará reverencia y volverá al lado Epístola, previa genuflexión, donde permanecerá hasta el final del Evangelio de pie y con las manos juntas, mirando hacia el celebrante.

12. Terminado el Evangelio se arrodilla en el extremo de la primera grada en el mismo lugar en que está.

13. Terminado el Credo (si se lo reza) y dicho el “Oremus “subirá al altar para doblar el velo del Cáliz, lo recibe del sacerdote y lo coloca doblado sobre el extremo del altar (con la cruz para arriba), y se dirigirá hacia la credencia, trae las vinajeras y se coloca paralelo al lado Epístola del altar, tomando la del vino con la mano derecha y la del agua en la mano izquierda. Ofrecerá al sacerdote primero la vinajera del vino, b e s ándola antes de darla y después de recibirla, y después la del agua (algunos Padres utilizan la cucharita, el acólito se la ofrece).

14. Enseguida llevará las vinajeras hacia la credencia y volverá para el “Lavabo “con la vinajera del agua en la mano derecha y el recipiente para el Lavabo en la mano izquierda; se colocará en el brazo izquierdo el manutergio, que penderá de su brazo en la dirección del sacerdote. Después del Lavabo el acólito hace una pequeña reverencia al sacerdote, y luego vuelve a la credencia.

15. Terminado el “Lavabo” tomará la campanilla de la credencia e irá a arrodillarse en el extremo de la primera grada del lado Epístola.

16. Al “Orate fratres” esperará que el sacerdote termine de dar la vuelta para comenzar a responder el “Suscipiat”

17. Al “Sanctus” tocará tres veces la campanilla y al “Benedíctus” se santiguará al mismo tiempo que el sacerdote.

18. Antes de la elevación, cuando el sacerdote extiende las manos sobre el Cáliz, tocará una vez la campanilla e inmediatamente se levantará y subirá la tarima para arrodillarse cerca del celebrante, a su lado, pero un poco más atrás. Durante la elevación (tanto de la Hostia como del Cáliz) tocará tres veces la campanilla, sosteniendo con la mano izquierda la punta de la casulla; también tocará una vez la campanilla en las genuflexiones que el sacerdote hace después de consagrar y de elevar Hostia y Cáliz.

19. Terminada la elevación, hará una genuflexión abajo y volverá a arrodillarse donde estaba; al “Agnus Dei” se golpeará tres veces el pecho con el sacerdote, y al “Dómine non sum dignus” tocará una vez la campanilla al primero; dos veces al segundo; y tres, al tercero.

20. Luego de que el sacerdote comulga, el acólito se levanta y va en busca de la bandeja de comunión, va hacia el medio, hace genuflexión, sube y se arrodilla sobre la tarima detrás del sacerdote. Cuando el sacerdote comulga la Preciosísima Sangre el acólito inclinado reza el “Confiteor”. “Indulgéntiam” se incorpora y luego del último “Dómine non sum drgnus” de los fieles se levanta y acompaña al celebrante con la bandeja mientras éste administra la comunión. Se coloca del lado derecho del sacerdote y pone la bandeja debajo del mentón de cada fiel. Terminada la comunión regresa con el sacerdote al altar, hace genuflexión y le levanta levemente el alba mientras el Padre sube y luego se arrodilla en la primera grada. Cerrado el Sagrario, va a buscar las vinajeras para las abluciones.

21. Si no hay comunión, el acólito va a buscar las vinajeras inmediatamente después de la comunión del Cuerpo de Nuestro Señor por el celebrante. Cuando el Padre le inclina el Cáliz (e1 acólito espera este movimiento), se acerca con el vino y derrama (cuanto el sacerdote 1e indique) un poco en el Cáliz. Luego va al extremo del altar donde espera al celebrante, y cuando éste se acerca, derrama en el Cáliz, sobre los dedos del celebrante un poco de vino, y un poco de agua para que se purifique. No debe olvidarse de retirar la bandeja de comunión del altar y llevarla a la credencia.

22. Dejadas las vinajeras en la credencia, va nuevamente al altar a buscar el atril con el misal, que está en el lado Evangelio y, previa genuflexión, lo pasa al lado Epístola (colocándolo en el extremo del altar). Toma luego el velo del Cáliz y, previa genuflexión, lo pasa al lado Epístola. Allí permanece y ayuda al sacerdote con la bolsa y el velo; inmediatamente después baja y se arrodilla en el extremo de la primera grada del lado Evangelio.

23. Dada la bendición por el sacerdote y hecha la señal de la cruz se pondrá de pie para escuchar el último Evangelio (pasa al lado Epístola, luego de signarse, y se coloca en diagonal hacia el sacerdote). Al “Et Verbum caro factum est” hará genuflexión y, terminado el Evangelio, se acercará al sacerdote para rezar de rodillas con él (el acólito en el suelo, el celebrante en la primera grada) las últimas oraciones.

24. Terminada las oraciones volverá con el celebrante (el acólito le precede encabezando la marcha), a la sacristía.

25. En la sacristía, hará reverencia a la cruz junto al sacerdote y se arrodillará para recibir la bendición. Ayuda al sacerdote a quitarse los ornamentos.

Si comulgó, hará la acción de gracias. Si es necesario, ayudará a arreglar el altar, apagar las velas y guardar los ornamentos.

MISA CON DOS ACÓLITOS

(PARTICULARIDADES)

índice

Se colocarán al pie del altar, uno de cada lado. Antes y después de los diversos movimientos ellos harán juntos la genuflexión en el medio. Siempre es el primer acólito (e1 de la derecha) quien toca la campana.

 

Salida de la sacristía:

 

El segundo va delante, toca la campana a la entrada y se coloca del lado Evangelio, el primer acólito se abre para dejar pasar al celebrante.

 

Después de la Epístola:

 

El primer acólito cambia de lado el misal; el segundo acólito se levanta para oír el Evangelio.

 

Al Ofertorio:

 

Después de la genuflexión el segundo sube al altar para plegar el velo del Cáliz, mientras el primero va a la credencia a tomar las vinajeras, toma el vino y da la del agua al segundo acólito; ambos se colocan en el lado derecho del altar.

 

En el Lavabo:

 

El primero echa agua sobre los dedos del padre y sostiene el recipiente. El segundo le presenta, el manutergio.

 

En la elevación:

 

Ambos suben y se colocan a ambos lados del sacerdote, un poco atrás, levantan levemente la casulla sólo en la elevación.

 

Después de la, comunión de los fieles:

 

Ambos ayudan al sacerdote en las abluciones. Luego, el primero, sube y cambia de lado el misal, al mismo tiempo que el segundo cambia de lado el velo del Cáliz. El segundo le presenta al celebrante la bolsa abierta, el velo y luego le pasa la bolsa cerrada, mientras el primero espera del lado Epístola al lado del altar. Ambos bajan y el primero se arrodilla del lado Epístola y el segundo del lado Evangelio.

 

 

MISA CANTADA

CATHOLICVS-Santa-Misa-Rifan-Leeds-Holy-Mass

A- Todos los ministros deben estar en la Sacristía diez minutos antes del comienzo de la ceremonia.

 

B- El Ceremoniario ayuda al Celebrante a revestirse (y verifica el misal).

 

1- Orden de entrada:

 

Abre la marcha el Turiferario, llevando el turíbulo en la mano derecha, abierto y balanceándolo; siguen los Acólitos 1 y 2, llevando los cirios encendidos; detrás viene el Ceremoniario con las manos juntas y por último el Celebrante.

 

2- Del comienzo hasta el Ofertorio:

 

a) El Turiferario hace la genuflexión sólo y va a su lugar (deja la naveta en la credencia). Los Acólitos hacen la genuflexión juntos, giran hacia el interior (el candelabro siempre del lado exterior), dejan los candelabros sobre la credencia, en el rincón posterior y van a sus banquetas.

 

b) El Ceremoniario espera ligeramente del lado Epístola la llegada del Celebrante y los dos juntos hacen la genuflexión.

 

c) El Ceremoniario y los Acólitos se ponen de rodillas y responden a las oraciones al pie del altar.

 

d) Cuando el Celebrante sube al altar, el Ceremoniario llama (inclinación de cabeza) al Turiferario y ambos suben por el lado Epístola hasta donde está el Celebrante (centro del altar).

 

e) El Ceremoniario presenta al Celebrante la naveta y la cucharilla y pide la bendición: “Benedícite PaterReverende”. El Turiferario presenta el turiulo abierto y una vez trazada la señal de la cruz, lo cierra y lo da al Ceremoniario, quien a su vez le da la naveta. El Ceremoniario con la mano derecha en el extremo superior lo entrega al Celebrante. El Turiferario deja la naveta en la credencia y vuelve a la izquierda del Celebrante.

 

f) El 1er. Acólito mientras el Celebrante inciensa la Cruz, quita, el misal con las dos manos y de frente, gira, va hacia el lado Epístola (medio me tro del altar), gira sobre sí mismo (gira siempre, hacia el Santísimo = izquierda) y espera allí Cuando el Celebrante inciensa el lado Evangelic 1o vuelve a depositar allí donde lo tomó y vuelve a su lugar.

 

Cuando el Celebrante genuflecta, Ceremoniario y Turiferario le sostienen los codos con sus manos (la mano más cercana al Celebrante) y ponen la otra extendida sobre el pecho y con los dedos juntos.

 

g) Terminada la incensación, el Ceremoniario toma el turíbulo y con el Turiferario a su izquierda, inciensa al Celebrante con tres golpes dobles Devuelve el turíbulo al Turiferario quién se va a su lugar.

 

h) El Ceremomario a un costado del misal responde a los Kyries. Cuando el Celebrante se dirige al medio del altar para entonar el Gloria, el Ceremoniario baja y permanece en el lado Epístola frente al misal. Terminado el Gloria hace la genuflexión al mismo tiempo que el Celebrante y lo acompaña a la silla; allí lo ayuda con la casulla y se queda de pie, de cara a los fieles.

 

i) El Ceremoniario gira y se inclina hacia la Cruz en los siguientes momentos del Gloria:

 

-Glória in excelsis Deo – Jesu Christe

 

-Adrámus te – Súscipe deprecatiónem nostram

 

-Grátias ágimustibi – Jesu Christe

 

j) Hecho el signo de la cruz, hace una señal al Celebrante y va con éste al centro del altar, genuflexión, le ayuda con el alba y va hacia el libro. Le muestra la oración y da vuelta las páginas (si es necesario).

 

k) Epístola: Las mismas posiciones.

 

 

i) Cuando el Celebrante comienza el Gradual, el Ceremoniario llama al Turiferario, imposición del incienso (igual que al comienzo de la Misa).

 

m) Durante la imposición, los Acólitos toman sus cirios y se preparan para la procesión.

 

n) El Turiferario con el turíbulo y la naveta va a la credencia, deja esta última y encabeza la procesión hacia el centro del altar.

 

o) El Ceremoniario toma el misal, desciende y hace la genuflexión con el Turiferario y los Acólitos.

 

p) El Ceremomarlo sube, deposita el misal en el lado Evangelio y retrocede un poco; el Turiferario se pone a la izquierda del Ceremoniario detrás del Misal; los Acólitos se colocan perpendicularmente al libro.

 

q) En cuanto el Celebrante comienza: “Sequentia…” ; el Ceremoniario toma el turíbulo y lo pasa al Celebrante, permaneciendo a la diestra de éste. Hace las inclinaciones con el Celebrante y luego recupera el turíbulo y 1o pasa al Turiferario, quedando nuevamente a su derecha.

 

r) Terminado el Evangelio, bajan, primero el Ceremoniario y el Turiferario, luego los Acólitos que se colocan detrás de éstos (como al venir), genuflexión y mientras el Turiferario y los Acólitos se van a sus lugares, el Ceremoniario se coloca en el lado Epístola (su lugar habitual).

 

s) Si hay Credo: los Acólitos y el Ceremoniario hacen genuflexión simple junto al Celebrante para el Credo recitado y también la hacen en el Credo cantado (pero en este último caso la genuflexión es doble). Terminado el Credo recitado el Celebrante baja y se va a sentar, previa genuflexión. Una vez que se ha sentado, el Ceremoniario va a poner el Cáliz sobre el altar. Inclinaciones durante el Credo: “Et in unum Dóminum Jesum Christum” y “simul adorátur” . El Celebrante vuelve al altar como en el Gloria, pero el Ceremoniario se queda esta vez al pie del altar hasta después del “Oremus” ; luego sube, pliega el velo del Cáliz y vuelve (si hay copones los trae antes de tomar el velo) a su posición habitual.

 

 

3- Del Ofertorio a la Comunión: Incensación:

 

a) Los Acólitos traen las vinajeras y vuelven a sus lugares.

 

b) Mientras el Celebrante ofrece el Cáliz, el Ceremoniario llama al Turiferario y ambos suben por el costado. Ídem primera incensación.

 

c) Cuando el Celebrante toma el turíbulo, el 2do Acólito va a buscar el libro (previa genuflexión en el centro).

 

d) Mientras el Celebrante inciensa el lado Evangelio, el ler. Acólito prepara el Lavabo.

 

e) En cuanto el Celebrante vuelve a? lado Epístola, el 2do. Acólito deja el misal y va a reunirse con el 1er Acólito, del cual recibe la vinajera y el recipiente.

 

f) Incensación del Celebrante; luego el Ceremoniario da el turíbulo al Turiferario, ambos se retiran, hacen genuflexión en el medio (e1 Turiferario detrás del Ceremoniario); el Ceremoniario va al misal (prepara la Secreta y el Prefacio) y el Turiferario inciensa a los sacerdotes o clérigos (si los hay), al Ceremomario con un golpe doble y luego a los fieles con un golpe simple al medio, uno a la izquierda, y uno a la derecha. Luego vuelve a su lugar (cada vez que pasa delante del Santísimo hace genuflexión).

 

g) Los Acólitos ayudan con el Lavabo, vuelven a sus lugares, dejan vinajera y manutergio, y el ler. Acólito toma las campanillas. Ambos van hacia el centro, hacen genuflexión y se dirigen hacia los extremos de la primera grada, donde se ponen de rodillas.

 

h) El Ceremoniario pasa las hojas del misal (señala el comienzo de la Secreta). Recita el Sanctus con el Celebrante.

 

i) Al Memento el Ceremoniario va un paso hacia atrás mientras el Celebrante hace una pausa. Cuando el Celebrante retoma el Canon, él vuelve a su lugar.

 

j) En ese momento el Turiferario se acerca al 1er Acólito. Este carga incienso (3 cucharaditas).

 

k) Al “Quam oblationem” el Ceremoniario se pone de rodillas. Sostiene la casulla durante las 2 elevaciones.

 

l) El Turiferario inciensa el Santísimo con 3 golpes triples a cada elevación. Después de la última genuflexión del Celebrante va a colgar el turíbulo y vuelve junto al 1er. Acólito.

 

m) Luego que el Celebrante se levanta, después de la última genuflexión, el Ceremoniario también se pone de pie y da vuelta la página del misal. Cada vez que el Celebrante se hinca, é1 lo acompaña sosteniéndole el codo con la mano.

 

n) El Ceremoniario recita el “Agnus Dei” con el Celebrante. Al tercer “Domine non sum dignus ” el Ceremoniario baja a la izquierda del 2do. Acólito. Luego de la comunión del Celebrante, a una señal del Ceremoniario, los ministros se ponen de pie, el Turiferario va a buscar la bandeja de comunión. Los cuatro se dirigen hacia el centro, hacen genuflexión y suben a la tarima del altar donde se arrodillan. Cuando el Celebrante consume la Preciosísima Sangre, los cuatro se inclinan y el Ceremoniario comienza el Confíteor.

 

4- Comunión:

 

a) El Turiferario comulga y pasa la bandeja a los Acólitos y éstos al Ceremoniario, quien acompaña al Celebrante. Acólitos y Turiferario se retiran a sus lugares, previa genuflexión (los Acólitos hacen de Ceroferarios durante la Comunión).

 

b) Al terminar, el Ceremoniario devuelve la bandeja y se queda de rodillas del lado Epístola.

 

c) Cuando el Tabernáculo se cierra, todos se ponen de pie. Los Acólitos traen las vinajeras y ayudan con las abluciones, se retiran a sus lugares, dejan las vinajeras y van juntos a cambiar el misal y el velo.

 

d) El Ceremoniario lleva la bandeja a la credencia y luego prepara la antífona de comunión en el misal. Los Acólitos hacen genuflexión ante el Santísimo y se retiran a sus lugares, donde permanecen de pie.

 

e) El Ceremoniario indica la Comunión y luego la Poscomunión. Luego cierra el libro y, si e necesario, presenta el pequeño libro para e canto del “Ite, misa est “.

 

f) Cantado el “Ite…” ; deja el libro y cruza a lado Evangelio.

 

g) Cantado el “Deo grátias” todos se ponen de rodillas.

 

h) Durante el último Evangelio, el Ceremonia rio sostiene la sacra (no hace la genuflexión) Los Acólitos toman los cirios y se dirigen pre cedidos por el Turiferario (con el turíbulo) a centro del altar.

 

i) El Ceremoniario desciende y pasa al lado Epístola.

 

j) Genuflexión final y salida.

 

 

INCLINACIONES LITÚRGICAS

 

1- PROFUNDA: la que hace el Sacerdote en el Confíteor de la Misa.

 

2- MEDIA: toda la cabeza y un poquito de los hombros. Es la inclinación que se hace al nombre de Jesús, cuando se reza el Confíteor arrodillado, al “Veneremur cernai” del Tantum ergo etc.

 

3- MÍNIMA: sea toda la cabeza (como al nombre de María); o un leve movimiento de la cabeza (al nombre de cualquier otro santo).

 

 

ALGUNAS REGLAS

 

Comunión fuera de la Misa:

 

El acólito prepara el altar descubriéndolo, colocando la bolsa con el corporal y la llave del Sagrario y luego enciende dos velas. Entra delante del sacerdote. Apenas llega se dirije a la credencia para tomar la bandeja y reza inmediatamente el “Confíteor”. Lo demás, es como la Comunión dentro de la Misa. Cuando termina la Comunión se arrodilla y luego toma la patena cuando acaba de purificarla, y la lleva a la credencia respondiera do a las oraciones del sacerdote.

 

Observaciones para cuando el Obispo celebra la Misa:

 

Al Lavabo, cuando el Obispo se acerca para lavarse las manos, los acólitos se arrodillan y le ayudan arrodillados. Cfr. en este mismo libro las respuestas para la bendición del Obispo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Devocionario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s